Sala de prensa

La Ciudad del Transporte de Guadalajara – Marchamalo por fin ve la luz verde para su desarrollo
08/04/2008

La Ciudad del Transporte de Guadalajara – Marchamalo por fin ve la luz verde para su desarrollo

Guadalajara, 8 de abril de 2008.- Tras el aprobación definitiva de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de la modificación del PGOU, solamente queda la aprobación de los PAUs por parte de los Ayuntamientos de Guadalajara y Marchamalo.>

El pasado 6 de abril, la Comisión Regional de Urbanismo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha informó favorablemente acerca de la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de los municipios de Guadalajara y Marchamalo donde se ubicará la Ciudad del Transporte.

El proyecto de Hercesa cuenta con el apoyo de las Agrupaciones de Interés Urbanístico de Guadalajara y Marchamalo, lo que le permite optar a la adjudicación preferente de los PAUs, además Hercesa es propietaria mayoritaria del suelo donde se ubicará la futura Ciudad del Transporte.

Hercesa firmó en octubre de 2007 un acuerdo marco de colaboración con la Asociación Provincial de Transporte de Guadalajara para la implantación y desarrollo de la Ciudad del Transporte.

El proyecto de Ciudad del Transporte de Guadalajara-Marchamalo de Hercesa propone un nuevo espacio de actividades económicas de más de 200 has., creadoras de valor añadido para la sociedad, basadas en la logística y la intermodalidad ferroviaria, con la presentación de servicios empresariales altamente cualificados en I + D + i  y, en especial, de nuevos equipamientos y dotaciones.

La Ciudad del Transporte nace como nudo de ejes de transporte, almacenamiento y distribución de ámbito internacional, nacional, regional y local, que aportará importantes beneficios económicos, sociales y medioambientales a la provincia. Mediante este proyecto se crearán miles de puestos de trabajo y se reducirá del volumen de tráfico por carretera, que contribuirá a una disminución de la contaminación atmosférica y acústica, así como un ahorro en consumo de energía. Al mismo tiempo, habrá un aprovechamiento mayor de los sistemas de transporte actuales.

La ejecución de este proyecto supone una apuesta de Guadalajara, como motor de desarrollo del  Corredor del Henares y la región de Castilla-La Mancha.